Pint of Science: Tarragona, ciencia y bares

Si vives en la ciudad de Tarragona, o en su misma provincia, y tienes algún interés en la ciencia, apunta estas fechas y este nombre: 20-22 mayo, Pint of Science. No importa si eres un fanático o no de la empírica, las leyes naturales o las fórmulas matemáticas, porque, sea como sea, seguro que te interesa algo relacionado con esto si se produce en los lugares favoritos de la gran mayoría de los españoles cuando salimos de casa: los bares.

Pint of Science es un acontecimiento mundial, con cada vez más países y ciudades que se apuntan a él. La  investigación es una tarea complicada. Revelar la historia detrás de cada experimento a un público lego, esbozar las razones detrás de la metodología de manera sucinta y presentar los hallazgos usando un lenguaje libre de jerga a veces puede ser incluso más complicado. Sin embargo, los beneficios que se derivan de hacer que la investigación sea accesible para un público más amplio son invaluables tanto para la comunidad de investigación como para el público.

Y así fue como nació este evento, con la idea de acercar el mundo de la ciencia a los no entendidos, en un ambiente distendido y coloquial que pudiera acercar tanto a profesionales como a aficionados o incluso un público inexperto. Pint of Science se celebra algunos días en mayo, en un gran despliegue que recorre diversas ciudades por diversos países. Su primera celebración fue en 2013, en tres ciudades del Reino Unido; este año, se celebrará en más de 400 ciudades de 24 países. Tarragona lo celebra por segundo año consecutivo, y confía en conseguir el mismo éxito que el año pasado.

En diversos establecimientos de la ciudad se conciertan encuentros entre científicos y un público amateur; entre unos y otros consiguen crear un ambiente distendido donde se discuten temas de actualidad relacionados con la ciencia, y entre todos consiguen llegar a ciertas pautas y soluciones para ellos, aportando cada uno su punto de vista y sus conocimientos. Todo esto, claro está, con la bebida clásica del lugar o la preferida de cada uno, sin olvidar el lado divertido y de entretenimiento del evento.

Juventud, sexo y modernidad, ¿son incompatibles?

Para cualquier organismo oficial que se precie, los tres conceptos que se señalan en el título de este post deben ser de los más prioritarios de su programa; y en especial, la mezcla de los tres, una preocupación primordial, intentando por todos los medios que sea realidad y que, además, funcione de la forma más perfecta posible. Si hablamos de un sector de la población tan delicado como la juventud, poca atención es poca, y si además queremos enfocarnos en su relación con el sexo y con los tiempos modernos que cada vez avanzan más rápido e inciden sobre todo en ellos, está claro que se necesita ser cuidadoso y no perder de vista ni un momento este interesante combo de conceptos.

Porque, ¿acaso la generación de jóvenes actual se parece a cualquiera de las anteriores? Para nada, durante años y años no parecía haber ningún cambio en las actitudes de la gente joven, que se dedicaba a imitar claramente las personas mayores de su entorno, persiguiendo parecerse a ellos al llegar a su misma edad. Pero entonces aparecieron movimientos revolucionarios que clamaban por la libertad y la rebeldía en todos los sentidos, y entre el cambio de actitud y pensamiento, y también el progreso y los avances tecnológicos que surgieron, la juventud empezó a desarrollarse y evolucionar de forma radicalmente diferente a la de sus mayores, y no ha parado desde hace más de medio siglo.

Así, vemos que los tiempos modernos no representan ningún reto para la gente joven, que se adapta a ellos con facilidad, pero ¿esto también se aplica a la sexualidad? Es cierto que ahora parece que se inician antes, parece que la libertar para hablar de sexo, y la facilidad con la que se accede al contenido porno puede ser una buena razón para ello; pero la cuestión es si se inician de buena forma, o condicionados por mitos y leyendas urbanas de las de siempre. Puede ser que follar sea una acción física que poco cambia con los tiempos, pero está claro que la actitud y los pensamientos en relación con la sexualidad sí deberían cambiar. Y aunque esto de la edad de iniciación puede significar un cambio (no se sabe si para bien o para mal), junto con la manera en que las jovencitas se comportan ahora frente a las relaciones sexuales, parece que todavía persisten algunos comportamientos machistas o algunas prácticas poco recomendables que la pornografía no deja de ensalzar, creando en estos jóvenes algunos conceptos que creen como absolutos, cuando en realidad no tiene otro sentido que el de excitar al personal.

Entonces, ¿debemos considerar que el porno es nocivo? Bueno, amén a algunas noticias que tristemente han aparecido en Tarragona en los últimos meses, no ha mostrado su lado más amable precisamente, la verdad. Luego hay que tener en cuenta otras cosas, como la adicción a la pornografía, que por desgracia es una de las cosas negativas que ha traído ese progreso del que hablábamos. Las nuevas tecnologías han traído un montón de nuevas adicciones, pero no seamos hipócritas tampoco, porque el enganche al sexo y al porno ya existía hace mucho, cuando nuestra sociedad era mucho más restrictiva (podríamos hablar incluso de la época victoriana, no nos engañemos) y sólo teníamos una pequeña porción de material pornográfico; aún así, nos las arreglábamos para tener acceso a ello, así que todo esto no es tan nuevo, aunque por supuesto ahora tiene mayor difusión.

Pero no hay que subestimar esta adicción al porno y, retomando el principio de este post, mucho menos si tiene que ver con la juventud. Claro que no hay una fórmula mágica para hacer que nuestros chicos y chicas lleguen a la edad adulta con una mente y un comportamiento equilibrado, pero hemos de intentar con todas nuestras fuerzas que lo hagan. Aunque también hay quién piensa que, desde el principio de los tiempo, la juventud se ha enfrentado al sexo con las herramientas que tenía a mano y, hasta ahora, no nos hemos extinguido ni sufrido ningún daño severo como especie. ¿Podríamos estar exagerando un poco y debemos aflojar nuestros bordes? Eso es lo que de verdad debemos considerar.

 

Un detector contra los ruidos porno

Preocupados por la incipiente turismofobia que parece estar instalándose en la vecina ciudad de Barcelona, unos ingenieros naturales de esa ciudad han inventado un sistema de alerta contra los ruidos molestos, que suelen ser los principales motivos de queja de los vecinos residentes en los barrios turísticos, que se quejan de la continua molestia que son los apartamentos alquilados por este motivo. Este sensor avisará al propietario del piso a través de su smartphone de que en el interior de la vivienda se está produciendo un exceso de ruido, y éste podrá personarse en el lugar él mismo, o podrá usar el servicio de agente conciliador, que se desplazará hasta el sitio del conflicto para intentar solucionarlo de manera amistosa.

Aunque en Tarragona no existe tanto problema con las molestias de los turistas como en la vecina Barcelona, la Asociación de Apartamentos Turísticos ha decidido implantarlos también en sus apartamentos y pisos turísticos, como medida de precaución y también de calidad del servicio. Es una idea novedosa, que intenta paliar los conflictos entre los residentes habituales de una zona y la población turista que llega en ciertas épocas del año, además de ahorrar muchos problemas a los propietarios de los inmuebles, que a veces se ven impotentes para solucionar  el problema y mediar entre unos y otros.

La noticia me ha parecido interesante en conjunto, pero hay algo que me ha llamado la atención. Cuenta el artículo que este sistema puede diferenciar entre un sonido estridente  pero momentáneo, como un grito o el sonido de un automóvil, que se produce en un piso, de otros más molestos y prolongados causantes del exceso de ruido. Y digo yo, ¿los gritos y gemidos propios de una pareja follando, cómo se catalogarían?

No, no es una pregunta fortuita, porque sería interesante saber a qué grado de molestia pueden llegar estos sonidos. ¿Tiene este sistema alguna clase de sensor subjetivo? Porque lo mismo que hay parejas muy escandalosas a las que gritar les parece el súmum del placer, también hay vecinos muy delicados a los que la más mínima demostración de sonidos sexuales les parece todo un escándalo. ¿Qué haría entonces, avisaría al dueño del piso cuando captara los primeros gemidos de placer, por miedo a molestar a algún vecino? ¿O por contra, lo tomaría como un sonido rutinario de una actividad propia del ser humano, y pasaría totalmente de los vecinos con oídos y alma sensibles?

Creo que antes de implantar nada, deberían pensar en esta cuestión, porque si hay algo que la mayoría de los turistas hacen cuando llegan a un nuevo lugar de vacaciones, es follar como descosidos aprovechando esa época de descanso y relax. Si sólo van a poder emitir un cierto grado de sonido al hacerlo, quizá deberían estar prevenidos, ¿no os parece? Así se ahorrarían la vergüenza y el cabreo de que les cortaran el rollo en el mejor momento.

Visitar un cine xxx en Tarragona

Por si a algún catalán se le ponen los ojos como platos pensando que en Tarragona han abierto una nueva sala de cine X de la que no tenía noticia, voy a darle el palo de gracia de una vez: no, no se puede ir a un cine porno en nuestra ciudad. Por desgracia, sólo quedan dos salas de este tipo en España, dos de ellas en Valencia, relativamente cercanas si te apetece hacerte unos cuanto de kilómetros, y otra en Granada, literalmente a tomar por culo. No, yo diría que una misión imposible.

Pero se me ha ocurrido que quizá, si todos los tarraconenses nos unimos, consigamos algo así para nuestra ciudad, o para nuestra provincia. Después de todo, sería un negocio seguro, que atraería a los turistas, crearía puestos de trabajo y ayudaría a la economía en general. Quizá pudiéramos recoger firmas y llevarlas al ayuntamiento como una iniciativa popular, y a ver qué conseguimos.

¿Problemas? Pues imagino que para empezar, el primero sería la misma razón por la que se han cerrado todas las salas X que había, hace tanto tiempo que ya no puedo ni recordarlo. Sí señores, el falso puritanismo de esta sociedad, que no concibe que se pueda ir al cine para disfrutar del visionado de algo tan sórdido como el porno; pero por supuesto no tiene ningún problema en ver a las rumanas en las afueras de la ciudad explotadas sexualmente practicando la prostitución, o en acudir a ellas. Sexo sí, pero sin que se vea, por dios, que es pecado.

De cualquier forma, y ahora que lo pienso, quizá no fuera una idea empresarial tan buena. Porque, ¿quién va a pagar para ir al cine a ver una película, que puedes bajarte, e incluso visionar, gratis por internet? Es de tontos, y estoy de acuerdo en que yo mismo no lo haría. Y es que internet está acabando con la industria del porno, al menos aquí en España, donde todo el mundo está dispuesto a disfrutarlo, pero pocos a pagar por un producto de calidad.

Nos hemos acostumbrado a los vídeos cortos, de manufactura americana, que presentan unas tías explosivas y también cada vez más unos tíos de iguales características, sin pensar en guiones, ni tramas, ni recursos artísticos de ningún tipo. ¿Para qué, si es porno? Un producto que sólo sirve para excitar al público, su cuerpo pero no su mente, así que tampoco es que tengan que llevarse un Oscar, ¿no es así?

No me entendáis mal, soy el primero que busco en internet vídeos porno para ponerme cachondo y hacerme algún trabajito fino, no lo niego; pero noto que cada vez eso me llena menos, y que de vez en cuando me gustaría que la excitación me durara un poco más allá de la eyaculación, o al menos tener un poco de curiosidad por saber qué es lo que va a pasar después de esa escena que tanto me ha gustado… aunque tenga muy claro cuál a a ser su final.

Las fantasías de un Catalán

erotismo

Los Catalanes hemos hecho grandes cosas por la humanidad, somos gentes creativas y abiertas y supongo que nuestro magnifico clima tendrá mucho que ver en esto. Pero hoy no os voy a hablar de mi preciosa tierra, hoy voy a dejar volar un poco mi imaginación y compartir con vosotros algunas de mis fantasías eróticas que jamás he compartido con nadie, supongo que la privacidad de mi blog me empuja a ello y si os soy sinceros, mi vocación frustrada es la de contar relatos eróticos aunque nunca es tarde pare ponerse manos la obra…

Pues bien, los incestos han sido un tema tabú que siempre me ha llamado la atención y reconozco que no llego a entender muy bien qué pasa por la mente de las personas que lo cometen puesto que yo jamás me he sentido atraído por nadie de mi familia, a excepción de un par de primas mías que me excitan mucho y con las que he tenido algún roce que otro y aún tenemos cuentas pendientes que solucionar en el ámbito sexual.

La verdad es que esta temática está en auge desde hace relativamente poco y cada vez hay más webs xxx que incluyen esta controvertida temática en sus categorías, pudiendo encontrar supuestas relaciones de incesto entre padre e hija, madre e hijo e incluso abuela y nieto, obviamente la mayoría fingida para darle al espectador su dosis de morbo.

Lo curioso es que realmente funciona y aunque es cierto que la mayoría de los comentarios que hay son de personas latinas (lo sé por la forma de escribir), su consumo es generalizado y en todos los países digamos que se consume el incesto y es perfectamente válido para usarlo cuando uno se quiere masturbar.

En mi caso concreto no tengo como referencia el porno cuando pienso en cualquier historia de sexo familiar, va mucho más allá y dentro de mi experimento unas sensaciones maravillosas cuando por ejemplo me imagino una cita a ciegas con una de las primas de las que os he hablado. Incluso diría que siento un amor real por ellas que van mucho más lejos que echar un simple “polvo”, estas mujeres llevan mi misma sangre y por lo tanto el vínculo es mucho más fuerte.

En el fondo sé que jamás llegaré a hacer el amor con nadie de mi familia porque mi moral me lo impediría, pero ganas no me faltan y no me considero en absoluto un obseso sexual ni nada por el estilo, pero soy una persona con mucha imaginación y una mente muy abierta, por lo que me encanta vivir nuevas experiencias que rocen el límite de lo correcto.

Hasta aquí mi reflexión de hoy y lo que quería contaros, tengo muchas inquietudes y gracias a este espacio las puedo expresar porque dudo mucho que en la vida real alguien me pudiera entender, o si…

El puerto de Tarragona

Hoy hablaremos del puerto de Tarragona, algo que no puedes perderte si visitas nuestra ciudad.

Recordemos que la ciudad de Tarragona fue fundada sobre el año 218 antes de cristo por los conquistadores romanos. Durante estos dos milenios la ciudad se ha nutrido de distintas culturas, como puede verse en la arqueología de la ciudad, principalmente en sus reservas.

Por aquel entonces, los romanos necesitaban de un enclave propicio para establecer unas buenas defensas, y consideraron lo que hoy en día es el puerto de Tarragona para tal fin. Levantaron una torre con un faro, hoy en día se le conoce como Farelló y colocaron diques. En principio la idea fue que fuera algo estratégico, aunque no tardó mucho tiempo en convertirse en un centro de comercio principalmente con Baleares. No hay que olvidar tampoco, que la zona portuario siempre ha sido considerada un foco de prostitución en todas las ciudades, algo que en Tarragona se quiso erradicar. No obstante, era habitual encontrarse con mujeres desnudas en algunos sitios concretos de la zona del puerto, cosa que hoy en día por supuesto ya no vas a encontrar.

puerto de tarragona

Tarragona se convirtió por aquel entonces en una gran ciudad, y durante el sigo V fue invadida por los germanos, que destruyeron sus murallas. Por aquel entonces se inicio un periodo de decadencia hasta el año 475 que fue reconquistada. El el año 714 fue invadida por los musulmanes, y fue otra época de auge en la que predominó el comercio, principalmente con oriente.

En el 1109 fue conquistada definitivamente por los ejercitos de la corona, y en el año 1802 comienza a operar el puerto para el desarrollo de las colonias, hecho que empujó al puerto y la ciudad de Tarragona hasta lo más alto, hasta lo que es hoy en día, una importante ciudad portuaria.

El piso de Barcelona

Os voy a contar una cita a ciegas que tuve, soy una ninfómana viciosa y me encanta quedar con chicos para tener sexo siempre que puedo…

Llegué al piso donde habíamos quedado en Barcelona, subí y nada más entrar me afirmaron que anduviera a 4 patas hasta una habitación anexa. Les hice caso, pues en ese instante ya era suya, y comencé a pasear por el suelo como si fuera una perrita hasta donde me guiaron. Mientras que avanzaba me daban azotadas en el trasero y me llamaban puta. Asimismo me vertían por encima los restos de bebida que habían quedado en los vasos. Al llegar a la habitación uno de ellos ya me aguardaba recostado en cama, desnudo por supuesto y con la polla muy dura.

El que venía tras de mi, me sujetó de la cintura y me puso encima de su compañero. Me lamía la cara y mientras el otro había ido a por unas tijeras. Me cortaron las bragas y me dejaron totalmente desnuda. Yo respiraba realmente fuerte y el corazón lo tenía a mil. Aprecié como su erecta verga se puso sobre mi empapada vagina. Lo único que acerté a decirle es que por favor se pusiese condón. Me dijo que era una puta y que me callase, mas si se puso el condón finalmente.

Me relajé y me dejé follar. Primero me la metió hasta la mitad y entonces pegué un grito tremendo. Era una mezcla de dolor y mucho placer. Tras esto me la metió sin piedad hasta el fondo, a lo que el grito fue todavía mayor. Comencé a sudar y a moverme con eso dentro como una perra en celo, les gritaba que era una de sus maduras xxx y que no tuvieran compasión conmigo. El otro no pudo resistir la excitación y me embistió por detrás con dureza. Estaba tan sudada y caliente que mi culo parecía de mantequilla, con lo que entro a la primera y hasta el fondo.

Otras veces que he practicado sexo anal me han debido meter primero múltiples dedos para ir abriéndomelo; esta vez, entró a la primera hasta el momento en que sus huevos chocaron contra mí. La doble penetración fue corta, puesto que en poco más de diez minutos aprecié como mi trasero se llenaba de leche calentita. Esa sensación me vuelve loca. Por último el que me lo hacía por el coño se corrió.

La sacó y le quité el condón para limpiársela. Mas tardó poco en regresar a correrse, esta vez en mi boca. Me la lleno toda de leche, cosa que también me pone cachonda porque el sabor del semen me encanta. La leche emanaba de mi boca por toda mi cara. Entonces el chico este se fue y el otro me afirmó que era su turno. Cuando se me llenó la boca tuve otro orgasmo, mi coño estaba rebosante de líquido espeso. Igual que el precedente se calzó el condón y me folló. Este marcaba mejor el ritmo y no se corrió tan deprisa como en el momento en que lo masturbé. Lo echó todo sobre mis tetas. Yo me quedé tendida en cama, reventada, mas todavía aún no había acabo la noche y ni en los mejores videos xxx soñé que estoy podría ser realidad algún día…

Cuando estaban los 2 juntos nuevamente me solicitaron que me pusiese en el suelo a 4 patas nuevamente. Trajeron un cinturón, me lo liaron al cuello y me comenzaron a decir que andara. Yo era su perra y me guiaban por el corredor casa a dentro. De nuevo me golpeaban (controladamente) y también insultaban. Llegamos hasta el baño. Me metieron en una ducha y anudaron la otra parte del cinturón al toallero.

Estaba ya algo agotada, pero quería cumplir una de mis fantasías preferidas, me hice la idea de que me habían raptado con fines sexuales y eso me ponía cachonda. Con lo que apoyé la espalda a la pared y les afirmé que era su puta y que me podían hacer cuanto quisieran. Cerré los ojos. De repente noté que estaba meando en mi cara: ¡al fin probaba el pissing!. Jamás lo había probado pero ese día descubrí que me encanta que se orinen encima de mi. Me llenó la cara, el pelo, la boca y en general todo mi cuerpo. Aunque parezca increíble me corrí sin tocarme solo sintiendo su pipí chorrear encima de mi. También descubrí que era aún más puta de lo que yo había imaginado…

Mucho mejor que unas vacaciones

Cada vez que pienso en las grandes vacaciones que he pasado en Tarragona no puedo evitar compararlo con las mejores cosas que me han pasado en mi vida y la sensación de recorrer esta preciosa ciudad y sus playas viene a ser comparable con el mayor de mis orgasmos, puede que la comparación sea un poco extraña pero es así como me siento y en este blog mi intención es “ser yo” en todo momento.

Sus calles, su olor característico, sus habitantes, sus comercios, su clima y muchas más cosas me cautivaron desde el principio y a veces pienso que en mi vida anterior tuvo que vivir allí, seguramente es un engaño de mi mente porque me encuentro muy a gusto cada vez que la visito, pero congeniamos a la perfección y eso es algo que no va a cambiar jamás. Es que no os podría decir ni un solo lugar que no me guste o que no tenga encanto y eso que prácticamente conozco palmo a palmo la ciudad, de hecho retaría a cualquiera a que me dijese algún sitio feo porque estoy convencido de que no lo iban a encontrar.

La verdad es que hay ciudades que en cuanto las pisas sabes que no dejarás de visitarlas durante toda tu vida y eso mismo me pasó exactamente con Tarragona, es más, cuando me siento triste no solo me desahogo viendo videos porno xxx como una gran mayoría de los jóvenes de mi edad, para nada, lo que hago es sacar fotos de Tarragona de mis últimas vacaciones sabiendo que falta ya muy poco para volverla a visitar y os aseguro que me consuela muchísimo hacer eso, a otros les da por cantar o por rezar, pero a mi no…

Para hacer honor a la verdad y a colación de lo que os he dicho, soy un tío bastante ardiente y eso es otra de las cosas que me atrapó de Tarragona porque ya fuera por casualidad o porque eran para mi, he conocido allí a unas chicas increíbles, guapas, simpáticas y liberales con las que he congeniado enseguida y por supuesto también he tenido sexo. Realmente he vivido cada historia de amor que me daría para escribir una novela y no precisamente romántica, yo pensaba que era un chico más bien del montón y allí me hicieron sentir como el típico guaperas de gimnasio que se lo come todo, ya me entendéis jejeje.

¿Quien sabe?, a lo mejor me convierto algún día en un latin lover y me llaman de alguna productora para rodar videos porno amateur, yo nunca descarto nada y como en esta ciudad casi todo es posible, pues a lo mejor algún día me hago hasta famoso…

Noches de fiesta en Tarragona

tarragona

Las noches de fiesta en Tarragona para mi han sido de las mejores de mi vida, solo Dios sabe las juergas que me he pegado allí y aunque esté mal decirlo, he tenido todo el sexo que he querido y eso que tampoco soy el típico “Latin Lover”, soy un chico normal y corriente como la mayoría de vosotros.

No sé si será la playa, el ambiente, el olor a mar o el exceso de copas, pero a Tarragona le envuelve un halo de frescura y felicidad que no he visto en otras ciudades de España, seguro que muchos estaréis de acuerdo conmigo.

En tarragona tenéis sitios de ocio de cualquier tipo, ya sean bares de copas, pubs, garitos de salsa repletos de tías buenas con ganas de pasarlo bien, actuaciones en directo o lugares culturales más moderados como pueden ser cines o teatros.

Yo desde luego soy más de playa y hay sitios por ejemplo en Salou que no se te olvidan en la vida, he visto allí unas mujeres preciosas que no las he visto en ningún otro sitio y he visto situaciones tan extrañas como la de ver a dos hermanos que tenían una relación de incesto delante mia y sin cortarse un pelo se enrollaban y se metían mano como si fuera lo más natural del mundo.

Por supuesto que si quieres algo tranquilo también lo vas a tener y esto es como todo, mucha gente dice que en Ibiza solo hay fiesta y eso es totalmente falso, en todos los lugares de playa tienes ni más ni menos que lo que busques y hay pueblos tranquilos y realmente bonitos en los que solo paseando te entran ganas de dormir.

Yo os recomendaría que vayáis sin prisa pero sin pausa porque hay muchos sitios que ver, a ver, para que me entendáis, tampoco se trata de ir perdiendo el culo (literalmente porque veréis muchas tías buenas), pero que no os durmáis en los laureles porque el tiempo pasa volando. También os recomiendo que si es posible esteis un par de semanas, a lo mejor en una sola semana no os da tiempo de disfrutar de tantas cosas y yo creo que ya que haces un solo viaje al año, al menos que no se te haga corto.

En definitiva, quería expresar en este post cuánto me gusta en general Barcelona y en concreto Tarragona y su costa. Seguro que habrán playas mucho más cuidadas, bonitas y con mujeres más despampanantes, pero cuando llegas a tarragona tienes la sensación de que eres de allí  y no serás el primero que decide quedarse a vivir allí o a trabajar al menos durante la temporada de turismo.

¿Que hacer en tarragona?

turismo

Asentada en el sur de Cataluña y flanqueada por el mar Mediterráneo, Tarragona es una urbe ribereña muy agradable, de bajo perfil y con un buen puñado de monumentos interesantes y una historia diversa.

Tarragona está habitada incluso antes de la época de los fenicios, Tarragona llegó a la prominencia real bajo el emperador romano Augusto, conocido más pormenorizadamente como Colonia Iulia Urbs Tarraco Triunfante, o bien sencillamente Tarraco, para abreviar. Augusto hizo su capital en la Península Ibérica, y la urbe vivió un apogeo de mucha riqueza y prestigio, que marca el periodo como el auge de Tarragona. La historia de Tarragona también pasa por el ataque de los musulmanes y el contraataque cristiano en los años que prosiguieron, jamás se recobra la relevancia que el emperador Augusto dio a la urbe muchos años ya antes.

Actualmente, es de rigor hacer una parada en Tarragona cuando se viaja a la costa porque es sin duda una ciudad muy interesante, que cobija un cautivador centro medieval, restos romanos bien preservados y una identidad meridianamente catalana. La urbe es sólida, con un gran número de buenos restaurantes, si bien padece de una escasez de alojamiento de alta calidad. Dicho esto, esta es la costa de España, con lo que si piensa visitarla en la época alta, no se olvide de reservar anticipadamente.

Lo que hay que ver y hacer en Tarragona

Podéis visitar el lugar del patrimonio mundial de la UNESCO de las ruinas romanas – concretamente el espléndido Anfiteatro con vistas al mar Mediterráneo, además, también podéis visitar el Foro de discusión Romano y el Circo Romano.

También es digna de admirar la increíble catedral del siglo doce, resaltando tanto influencias góticas como románicas.

Date una vuelta por el centro medieval de Tarragona, desde la Ramba Vella (la enorme calle enfrente del anfiteatro) admirando sus preciosas y concurridas calles angostas, teniendo en especial en cuenta la Plaça de Font, el Carrer Major y la Plaça del Rei.

Si hace mal tiempo y tienes la mala suerte de que llueva durante tu estancia, puedes cobijarte en entre los abundantes museos de Tarragona, pudiendo seleccionar entre el Museo de armas viejas, el Museo de Arte Moderno, el Museo del Puerto Marítimo o bien el Museo Archaeoloogical más grande y más increíble.

Ve a la playa! Si estás en tarragona en la temporada veraniega, la playa de la urbe de Tarragona ( Milagro ) es bastante agradable, o bien podrías hacer un viaje corto fuera de la urbe a una playa próxima durante la costa, que hay numerosas y muy bonitas.